Nancy y Norma:

mayo 1, 2014

Nancy y Norma:

El sábado 26 de abril por la noche , al finalizar  el espectáculo al que había concurrido como espectadora,  Nancy Bocca fue invitada a subir al escenario, donde le entregaron un hermoso ramo de flores en homenaje a su gran contribución a la danza y donde fue aplaudida de pie por todos los presentes.  Feliz, se fue a cenar con toda su familia, e incansable como siempre, siguió haciendo planes para el futuro. Una vez en su casa, y antes de dormir, se prometió a sí misma un momento de relax para el día siguiente : iría al casino a jugar un rato en las tragamonedas.

El lunes 28 de abril, imagino que Norma Pons luego de ver su intervención en el debut de Tinelli seguro pensó en los ensayos que tendría esa semana con el bailarín que la acompañaría en el programa,  y  antes de acostarse acomodó su agenda para que  nada interfiriera con las funciones  que tenía que hacer  en el teatro. Una vez en su cama, tal vez dedicó un rato a revivir los  emotivos momentos  pasados por tantos premios recibidos,  por ahí hizo un rápido repaso de su carrera , desde las rutilantes revistas en las que brillaba junto a  Mimí, hasta los profundos textos de Bernarda Alba –  y con la satisfacción del deber cumplido,  dijo sus oraciones y se quedó dormida. No se dió cuenta –no tenía porque saberlo- que de alguna manera estábamos recorriendo juntos un camino inverso. Norma había comenzado su carrera en el  Maipo de Amadori  en 1965 – ahora mi teatro-  para llegar a triunfar 50 años más tarde  al  Teatro Regina, donde yo había empezado mi carrera, 50 años atrás.

Ambas, Nancy y Norma, por algún motivo que desconocemos, esas noches decidieron cambiar de estado, y pasar a ese plano superior al que todos ascenderemos tarde o temprano.

Si bien no puedo dejar de sentir algo de tristeza por este abandono tan inesperado, me alegra saber que  las dos ya disfrutan para siempre de aquello que obtuvieron a través del trabajo de toda su vida:  el  sincero reconocimiento  de sus pares y el largo e interminable aplauso del público.

 

 

 

Lino Patalano

Comentarios + Pingbacks + Trackbacks

Los comentarios se encuentras cerrados.