Juan José Campanella: «En el fútbol juegan un montón de emociones que me gustan» (Clarín)

julio 2, 2012

Juan José Campanella: «En el fútbol juegan un montón de emociones que me gustan» (Clarín)

CINE: “METEGOL”, LO NUEVO DEL DIRECTOR DE “EL SECRETO DE SUS OJOS”

Juan José Campanella: «En el fútbol juegan un montón de emociones que me gustan»

Hace dos años que el realizador de “El hijo de la novia” está detrás de “Metegol”, filme de animación en 3D que está terminando y que estrenará recién en junio de 2013. Se basa en un cuento de Fontanarrosa, tiene un costo de 8 millones de euros y tendrá distribución internacional. Y ya preparan una secuela. Messi participará de la promoción.

30.06.2012 | Por Diego Lerer

dlerer@clarin.com

Juan José Campanella observa las medialunas esparcidas por el escritorio y trata de alejar la mirada. El hombre se prepara, con calma, una especie de licuado de proteínas y cuenta que está a dieta, que el trabajo paralelo en El hombre de tu vida y Metegol lo hizo subir mucho de peso y que ese líquido viscoso y blanco que va a beber sabe mucho mejor de lo que parece. No ofrece probarlo. Acaso sea mejor.

Es que, para el director de El secreto de sus ojos , trabajar en una película como Metegol es una experiencia totalmente distinta a la que está acostumbrado. Ha hecho cortos, series, programas de TV y películas, pero nunca se ha topado con un proceso tan largo, complejo y, sí, tedioso, como es hacer durante varios años un filme de animación. En 3D. Eso sí, con un presupuesto que envidiaría cualquier cineasta del Tercer Mundo.

“Desde 2010 que estoy trabajando acá. Se me mezclan los meses, los años”, dice. A unos metros, en un enorme piso, decenas de personas trabajan en sus computadoras, cada uno con una pequeña, pero seguramente importante misión, aunque uno en muchos casos no logre ver más que puntos y rayas en cíclicos movimientos.

Esa trabajosa precisión, esa lentitud que demanda el trabajo de animación, es una de las cosas que más le costó al director de El hijo de la novia . “El tema del tiempo es lo más difícil cuando no venís de la animación –dice-. Pero no sólo por lo largo que es todo, sino que cada cosa, cada pasito, puede demorar un mes. Vas viendo tomitas sueltas, partes. Ves la frase 15 de una escena porque un animador la terminó primero y tenés que hacer una devolución sin saber cómo viene de antes. Se hace el montaje antes de hacer la película y eso te raya (risas). Hay que adaptarse, leer Zen y el arte de la motocicleta , qué sé yo, armarse de paciencia”.

Con las voces de Pablo Rago, Fabián Gianola y Horacio Fontova, entre otros, Metegol cuenta la historia de Amadeo, un chico de pueblo que tiene una muy particular relación con los jugadores de su amado metegol. Cuando, ya de grande, el mejor jugador de fútbol mundial -oriundo del mismo pueblo y enemigo histórico de Amadeo- irrumpe en el lugar, apoderándose de todos, queda en Amadeo y sus jugadores luchar por lo que es de ellos. “Pero no es una película sobre fútbol”, aclara Campanella que, curiosamente, se está convirtiendo en una suerte de especialista en el tema cuando ni siquiera es futbolero.

“Decile a los muchachos de Olé que no me llamen para que opine de cosas de fútbol porque no tengo idea de nada -se ríe-. Es una gran contradicción, pero entre la escena del estadio de Huracán en El secreto…

y Metegol parece que supiera. Lo que sí se juega en el fútbol es un montón de emociones que me gustan. Pero decir que Metegol es una película de fútbol es como decir que Rocky o Toro salvaje son películas de boxeo. Tienen diez minutos de box. Son historias de personajes dentro de ese mundo. De hecho, que yo esté haciendo Metegol es como la salvaguarda de que no sea demasiado futbolera. Cuando ya hay que tener mucho código para entenderla, no me interesa.” La película se verá doblada en otros países. ¿Cómo te llevás con esa idea?
La hacemos como argentina, el sincro de la animación es al diálogo original. Antes de empezar se habló del tema, pero es un cuento de Fontanarrosa y la hago yo, acá, no tenía sentido hacerla en neutro. Pero es verdad que va a existir una versión local, una en neutro, una en español, otra en portugués y así. En los Estados Unidos será hablada en inglés británico, como Harry Potter , porque los ingleses tienen un fanatismo por el fútbol que los americanos no tienen.

Ahí ya se te escapa de las manos…

Puede ser, pero lo bueno es que en el equipo hay un jugador ruso, uno caribeño, otro coreano, y las voces las hacen actores nacidos en esos países.

Las voces las grabaste de una manera distinta a la que se hace en Hollywood.

Se graban antes de hacer la película. No hicimos “motion capture” ni nada como las películas de Robert Zemeckis ( El Expreso polar ). Lo que hicimos, a diferencia de Pixar -que viene Tom Hanks tres días, graba su voz y se va- fue juntar a todos los actores en un estudio grande y, literalmente, hicimos la película ahí en dos semanas, cronológicamente, usando mesas, sillas, una especie de decorado, hasta un caño enorme del que estaban agarrados como en el metegol. Todo está grabado a dos cámaras. Eso nos permitía tener frescura en las réplicas, que se pisen en los diálogos, que improvisen, algunos por ingenio y otros porque se olvidaban la letra (risas). Pero lo suplen con enorme creatividad. Es una tradición de humor argentino el morcilleo. Acá había un guión muy armado, pero le encontraban la forma de parafrasearlo de manera muy graciosa.

Y armaron la animación a partir de ahí…

Todo eso lo usamos como referencia porque le da una inmediatez a la actuación, algo que traigo por venir de la acción en vivo. Sergio Pablos (supervisor de animación) me comenta que hay sutilezas en las actuaciones, en lo gestual, que no son usuales en animación. Y eso es por venir del vivo.

¿Hubo alguna película o estilo que usaste de inspiración?
Los primeros meses fueron de mucha adaptación de ellos a mí porque yo quería darle una cosa más realista y no tan Disney. Al animador lo dirigís de una manera que si se lo hacés a un actor, te mata. Por ejemplo: mostrarle la actuación de otro. Yo les mostraba una reacción de Orson Welles en Otelo para algo muy sutil de una mirada que quería. Y no es fácil de reproducir. La cámara, acá, no captura el alma a través de los ojos. Hay que agregarlo digitalmente. Esas eran mis referencias, no otras películas de animación.

Campanella dice que en septiembre terminarán la animación de un filme que, se dice, tiene un presupuesto de 8 millones de euros, cifras enormes para el cine argentino. “Terminamos la parte argentina en diciembre y luego en España se hacen los procesos finales -cuenta-. Para que la película recupere el presupuesto es fundamental que funcione bien afuera. Con el costo que tiene, aunque todos los argentinos la vean dos veces, no alcanza.”

Fuente: http://www.clarin.com/espectaculos/cine/Juan-Jose_0_728327256.html

CINE

Metegol, taca- taca o futbolín

30.06.2012

Una de las curiosidades del filme es que el juego que describe se llama distinto en muchos países. Y hasta los de habla hispana no coinciden en cómo llamarlo: futbolín, metegol, fútbol de mesa, taca-taca y hay más. Eso supone un problema, no sólo para Campanella sino para Universal, la distribuidora que compró los derechos para estrenarlo en Iberoamérica.

“ Metegol era el título de trabajo y, como pasa siempre, quedó. Y ahora es difícil cambiarlo porque ya está instalado”, cuenta Campanella. “Es que es complicado tener muchos títulos distintos –confirma Mauricio Durán, responsable de Universal para América latina- ya que se utilizan campañas regionales y conviene tener un solo título.

Metegol me parece que funciona como palabra. Tiene fuerza hasta para cambiarle el nombre al juego en algunos países a futuro”.

Respecto a tener la distribución de una “major”, Campanella comenta: “Yo hice, creo, la primera experiencia de una major distribuyendo cine argentino con Warner y El mismo amor, la misma lluvia . Es que las películas argentinas, por más populares que sean acá, son tratadas como cine arte en otros lugares, y la idea de tener una misma distribuidora internacional es que tenga un gran lanzamiento, una estrategia global y coordinada”. El filme se estrenará acá el 20 de junio y entre agosto y octubre se irá viendo en América latina.

Fuente: http://www.clarin.com/espectaculos/cine/titulo_0_728327259.html

CINE

¿Juega Messi?

30.06.2012

Hace poco se publicó que Lionel Messi participaría como un jugador más en la ficción de Metegol . Campanella jura que no es así. “Hay un interés de Messi en ayudar en la promoción de la película a través de su fundación. No sabemos todavía bien cómo, pero nos encantaría que participe. Todos sabemos lo que significa Messi en todo el mundo –dice-. Pero salió publicado que iba a haber una escena con él y no es así. Además, un problema de las películas de animación es que cuando se echan a andar no se pueden cambiar fácilmente porque es como un dominó. En El secreto…

se nos ocurrió un cambio con las cartas y las fotos y lo hicimos. Acá tiene un costo que no se puede afrontar”. Además, agrega Campanella, “siempre le escapo a lo tópico. Ahora nos parece mentira que alguna vez Messi vaya a desaparecer de la mente de la gente, pero los chicos de hoy no saben quiénes fueron Labruna o Pelé”.

Fuente: http://www.clarin.com/espectaculos/cine/titulo_0_728327257.html

metegol-clarin-02

CINE

No empezó el partido y ya van por la secuela

30.06.2012

Eduardo Sacheri, el autor de la novela y coguionista de El secreto de sus ojos ya está escribiendo una secuela de Metegol . “Tengo luz verde de la producción de tirar líneas generales de un guión -cuenta-. Y tengo una idea en la cabeza de para dónde ir. Por el momento estoy solo, laburando una secuela sin la primera terminada. Medio a ciegas, pero a gusto, porque no te condicionás a la opinión de la gente.

Metegol lo hicimos como un proyecto cerrado en sí mismo, pero mientras laburás aparecen puntas a las que renunciás porque no entran. Esa es la primera materia prima de una secuela”.

Respecto a la película original, Sacheri comenta que “una vez aceptada las limitaciones de que no son personajes de carne y hueso, es una película normal, una historia que hay que contar, y la animación no te condiciona. Lo que es un desafío para nosotros es pensar en contar algo para chicos. Pero es una película que se puede leer a diferentes niveles”.

“Lo que estamos tratando de hacer es generar una industria argentina de animación -dice Campanella-. Acá siempre hubo grandes animadores, freelance o trabajando para afuera. Lo que queremos hacer es generar un polo de alto nivel, como Nueva Zelandia, y que no sólo vengan acá porque es barato sino porque es bueno. Generar proyectos tiene que ver con no desarmar este equipo que se armó.

Metegol 2 es una idea y hay muchas otras.”

Fuente: http://www.clarin.com/espectaculos/cine/titulo_0_728327258.html

Comentarios + Pingbacks + Trackbacks

Los comentarios se encuentras cerrados.