Al rescate de un género bastardo

abril 17, 2012

Al rescate de un género bastardo
Martes 17 de abril de 2012 | Publicado en edición impresa

Música / Ciclo en el Maipo

Al rescate de un género bastardo

El músico Santiago Chotsourian y el coreógrafo Alejandro Cervera estrenan la opereta La Vie Parisienne

Por Mauro Apicella | LA NACION

Hace menos de un año, el director de orquesta Santiago Chotsourian le llevó una idea al músico, régisseur y coreógrafo Alejandro Cervera para embarcarse en un proyecto independiente, que tiene muchos condimentos interesantes. La materia prima es la opereta, género que no cayó en desuso, aunque tiene poca representación tanto en nuestro país como en Europa, donde nació hace ya varios siglos. El motor es un colectivo de personas que trabajan en forma cooperativa y que alista a una gran variedad de integrantes: desde los experimentados Cervera y Chotsourian y los cantantes Laura Rizzo y Carlos Ullán (todos con una amplia y sólida trayectoria en ópera) hasta una niña violinista de 12 años, salida de la orquesta escuela de Chascomús, que funciona dentro del plan de orquestas sociales de la provincia de Buenos Aires.

Así nació la Compañía Argentina de Opereta y Afines. Lo de opereta viene a cuento porque la idea del director fue rescatar piezas del género. Lo de afines es porque esta compañía no se va a limitar sólo a vindicar a este hijo bastardo de la ópera. También echará mano a otros condimentos.

Todo esto llegará al público hoy, con la primera función, que se verá en el teatro Maipo, de La Vie Parisienne, un gran popurrí que va de las piezas de uno de los precursores de la opereta moderna y la comedia musical en Francia, Offenbach (El “Can Can”, de Orfeo en los infiernos, o La bella Helena), hasta obras de Cole Porter, Erik Satie y el tango “Canaro en París”. Es decir: la opereta y los afines.

“Es un repertorio que me interesa mucho -asegura Chotsourian-. Y lo cierto es que poco se representa en nuestro país. Sólo algunas veces aparece en las salas donde se ofrece programación lírica.”

Dice el director: “Fuimos con Cervera, que es un régisseur exquisito y con quien yo ya había trabajado en el Teatro Colón, a ver a [Lino] Patalano. Porque él era el productor que necesitábamos y el Maipo era el teatro. Y nos dimos los permisos, trabajamos con los permisos que la ópera no tiene”.

Luego de esta primera función de La Vie Parisienne habrá una segunda oportunidad el martes siguiente. Y luego otras cinco en mayo y junio. A partir de ese mes, la serie continuará con opereta vienesa. Porque el ciclo Joyas de la Opereta ya tiene todas sus fechas agendadas hasta fin de año, en esta sala. En agosto se estrenará un espectáculo dedicado a la opereta inglesa y a la estadounidense. Y en octubre será el turno de Grappa, mate y jerez, definido como “un crisol antológico de zarzuelas, canzonetas y nuestra música nacional”. Siempre en el Maipo.

Al leer todo esto junto (o sólo con un vistazo al repertorio de La Vie Parisienne), quizás pueda sonar a cocoliche.

“Sí. Pero no lo tomo como algo peyorativo -interviene Cervera-, sino como mezcla. Como caleidoscopio de cosas. Es un pastiche, una mélange. Pastiche tiene que ver con las artes plásticas. Creo que ése es el camino que tiene el espectáculo. No pretende homenajear a ningún género en particular porque la opereta es un poco de varios. Tiene texto, música, escenas coreográficas.”

Desde esta noche, la Compañía tiene por delante bastante trabajo. “Esperemos que prospere -dice Cervera-. Pensamos en la opereta en un sentido muy amplio y somos entre 35 y 40 personas en cooperativa. Esto también le da un sello particular. Porque no es un productor que viene y te contrata.”

PARA AGENDAR

La Vie Parisienne, de la Cía. Argentina de Opereta y Afines, dirigida por Santiago Chotsourian y Alejandro Cervera. Teatro Maipo, Esmeralda 449. Hoy, a las 21. Desde 80 pesos.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1465563-al-rescate-de-un-genero-bastardo

Comentarios + Pingbacks + Trackbacks

Los comentarios se encuentras cerrados.