De Venecia al Jardín Botánico (nota en La Nación)

febrero 14, 2011

De Venecia al Jardín Botánico (nota en La Nación)

Planeta infantil

De Venecia al Jardín Botánico

Marionetas en un marco operístico

Sábado 12 de febrero de 2011 | Publicado en edición impresa

Todos los domingos, a las 18, se lleva a cabo en el Jardín Botánico el espectáculo de marionetas venecianas El mundo de la luna , con el que chicos y grandes pueden disfrutar de la obra del dramaturgo veneciano Carlo Goldoni, en un evento al aire libre y de forma gratuita.

Esta obra musical, de introducción a la ópera para todas las edades, y con música del compositor veneciano Baldassarre Galuppi, cuenta la historia de Buenafé, un ingenuo padre de dos jovencitas que realizará un imaginario viaje a la luna, producto de un somnífero que le darán dos pretendientes de sus hijas, para lograr convencerlo de que ellos son el mejor partido para ellas.

Con un teatrino y 22 marionetas de inspiración barroca -cedidos por la Academia de Bellas Artes de Venecia al gobierno de la ciudad- titiriteros, cantantes y actores argentinos le dan vida a un espectáculo que se estrenó por primera vez en 1750 y hoy se puede ver en la ciudad con traducción de Carlos Coccia, adaptación de Marisé Monteiro y dirección de Jorge Crapanzano y Rosa Leo.

Es la misma versión de Goldoni, pero adaptada para ser contada a través de marionetas. En lo único que no participó el equipo argentino fue en el diseño plástico, ya que se conservó tal cual llegó desde Venecia.

“Unas 450 personas nos están visitando por domingo”, indicó a La Nacion Jorge Crapanzano. “Hay mucha gente a la que le gusta las marionetas y no tiene dónde verlas. Los títeres tienen otra disposición, son más rítmicos, pero las marionetas, con la diferencia de que están manejadas por hilos, hacen que el espectáculo sea más operístico.”

La historia se apoya en el relato que hacen Gabriel Pacheco, Gonzalo Alvarez y Patricia Viegas, tres actores que cumplen el rol de bajar la obra a los tiempos de hoy, y así poder ser interpretada por un público de distintas edades.

“Si bien los más chiquitos se pierden la historia, que es la parte más importante, quedan fascinados con el encanto plástico de las marionetas y la música”, agregó Crapanzano. “El ámbito del Botánico es propicio para encontrarse con esta propuesta; nosotros ponemos la música y parecería que fuera Hamelin el flautista, porque se van acercando y te dicen que se sintieron atraídos por ella.”

El grupo de titiriteros está compuesto por Claudio Nachman, Carlos Cortez, Laura Morales, Gustavo Schultz, May Zanone, Sebastián González y Raúl Ditarcio.

Los arreglos musicales son de Martín Bianchedi y el grupo de cantantes está integrado por dos sopranos, María Barrio y Carolina Gómez; un tenor, Marcelo de Paula; y los barítonos Pablo Toyos y Martín Selles.

PARA AGENDAR El mundo de la luna. Domingos, a las 18, en el Jardín Botánico (avenida Santa Fe 3951). Entrada libre y gratuita. Las funciones se suspenden por lluvia.

Un show con 22 marionetas de inspiración barroca, músicos, titiriteros y actores

Cecilia Millones

Comentarios + Pingbacks + Trackbacks

Los comentarios se encuentras cerrados.