Servian, el Circo en Clarín

octubre 25, 2010

Servian, el Circo en Clarín

Clásico y moderno

23/10/10

“Circo Servián” Combinando propuestas tradicionales con números renovadores, apuesta a la destreza y la belleza.

PorAlejandra Becco. Especial Para Clarín

Entre las diagonales de la bellísima ciudad capital de la provincia de Buenos Aires, bajo una carpa gigantesca y moderna, la familia Servián y su troupe exhiben a lo grande el arte que le corre por las venas, ése que los inspira y los impulsa a seguir por el camino de la destreza, la belleza y la acción: el arte circense. Cada número del espectáculo que presentan deja ver su background en estas lides, una historia que viene desde mucho tiempo atrás y desde muy lejos. Todo empezó en 1912, cuando una pareja dejó su Yugoslavia natal y emprendió su viaje a la Argentina, dejando detrás la guerra y la destrucción. En su nueva patria, ellos supieron desarrollar su profesión de artistas de circo. En este espectáculo la tradición se refleja en cada una de las disciplinas. Jorge, el patriarca, lo afirma: “Desde niño, he trabajado en las pistas del circo de mi padre, como payaso, trapecista, malabarista, y así he ido transmitiendo las artes circenses a mis hijos y a mi esposa, Elena, quien ha sido, durante años, partenaire de los números de magia y de trapecios”.

Como un gran profeta, tuvo a sus hijos como a sus mejores discípulos. Hoy, Cristian (director general y mago), Ginett (partenaire de su hermano en los números de magia), Ivana (trapecista, bailarina, coreógrafa), Gabriela (bailarina y acróbata de telas aéreas) y las nietitas Aylén y Guadalupe despliegan todo lo que aprendieron sobre la arena, y lo renuevan. En esta renovación hay un actor más, Flavio Mendoza, bailarín y coréografo.

Después de cumplir una exitosa temporada en Buenos Aires, el circo irrumpió en La Plata. La estructura que los alberga es muy moderna. La carpa tensionada fue realizada por computadora en Italia. Su lona es antiflama y resiste vientos huracanados de hasta 150 kilómetros por hora. La sala tiene una capacidad para 2.500 espectadores, las butacas, anatómicas, son francesas. En el nuevo circo Servián trabajan unas 140 personas, que ofrecen un espectáculo del nivel de los circos internacionales.

Flavio, su director artístico, creó cuatro personajes: una especie de ángel, un diablo, una coneja y un príncipe. Además, hay acróbatas, bailarines y payasos de todas las edades. Hay trapecistas haciendo pruebas arriesgadas; acróbatas que destacan su habilidad en el Fast Track y la cama elástica; dos artistas en un péndulo enmudecen al público con su coraje para caminar y rodar a la vez, a gran altura; el mago deja a los espectadores pensando “cómo lo habrá hecho”.

En este circo hay invitados de lujo: Gaston Elie, un trapecista argentino, estrella del Cirque du Soleil; una pareja de Las Vegas que se destaca en la percha; y una contorsionionista méxicana, Claudia Allegría: “Tengo 20 años, y soy tercera generación de artistas de circo -dice-. Soy perseverante, la flexibilidad se adquiere a fuerza de ejercicios. Empecé a los 7 años, y este número lo armé yo misma. Ahora, estoy preparando cosas nuevas para otros espectáculos”.

Sin dudas, uno de los platos fuertes del show es el “globo de la muerte”. Este número, clásico y típico de los circos más antiguos, solía hacerse fuera del escenario, quizá por el riesgo que conlleva. En el Servián, el gigantesco aparato que es la pista de los motociclistas se arma sobre el escenario y se impone por su tamaño y su belleza. Ahí mismo, frente a todos, los hermanos Torres, paraguayos, del Circus Ringling, cruzan a toda velocidad sus destinos. También hay payasos y un grupo de jóvenes bailarines-acróbatas que con su hip-hop dejan boquiabiertos a todos.

Estos artistas, que van de ciudad en ciudad, aspiran a mostrar su tradición y su renovación. Cada integrante aborda distintas disciplinas, y sueña con quedarse en este mundo, bajo la carpa que los integra como gran familia y los une en la pasión de entretener, divertir y educar. Y, en breve, seguirán rodando y asombrando con su circo criollo y moderno a la vez, bien nuestro.

Fuente: http://www.clarin.com/espectaculos/chicos/Clasico-moderno_0_358764381.html

Comentarios + Pingbacks + Trackbacks

Los comentarios se encuentras cerrados.