“Ahora tengo claro donde exponerme y donde no” – Chachi Telesco en Diario Popular

diciembre 21, 2010

“Ahora tengo claro donde exponerme y donde no” – Chachi Telesco en Diario Popular

CHACHI TELESCO
LA CHICA DEL VIDEO EN OTRO PLAN: DEBUTA EN UN LARGOMETRAJE JUNTO A PINTI, NACHA GUEVARA Y MORIA

“Ahora tengo claro donde exponerme y donde no”
La cantante y actriz dice que van a ir quedando en el olvido las imágenes hot que le subieron a Internet y provocaron su salida de High School Musical “a medida que vaya demostrando mi profesionalismo”

Por MARCELA KORZENIEWSKI

María Fernanda Chachi Telesco sólo tiene 22 años y un futuro con muchas posibilidades artísticas por delante. Hace cinco años tomó la difícil decisión de abandonar su Rafaela natal -provincia de Santa Fe- para probar suerte en Buenos Aires como actriz y como cantante. Poco tiempo después lograría entrar a High School Musical, la Selección, y creyó tocar el cielo con las manos.
Pero su sueño se derrumbó cuando un video íntimo, protagonizado por ella y un ex novio, apareció en Internet torciendo el rumbo de sus deseos: Disney la echó de High School… por no coincidir su imagen con la que el canal quería transmitir, y Chachi de pronto era famosa, pero no por su talento, sino por un escándalo mediático que la convirtió en uno de los nombres más buscados en Internet en 2007.
La pasó muy mal. Sabía que tenía que esperar, dejar pasar el momento y centrarse en sus objetivos. Sólo con trabajo y esfuerzo iba a conseguir desprenderse de la imagen que la hizo conocida. “La gente se va a ir olvidando del video a medida que vaya demostrando profesionalismo como actriz y cantante”, dijo alguna vez.

La nena del elenco

Hoy, a más de tres años de aquel episodio que preferiría olvidar, Chachi siente que su esfuerzo valió la pena. Porque tras haber hecho un papel destacado en la obra Dragó de Komodo, de Cristian Morales, está filmando su primer largometraje. Se trata de la comedia Cruzadas, del director Diego Rafecas (que se estrenará en abril de 2011), donde interpreta a Mecha, una mujer que hará lo imposible por salir de la noche de la bailanta y de la villa para convertirse en estrella. Y donde le toca trabajar con Nacha Guevara, Moria Casán y Enrique Pinti. Nada más y nada menos.
-¿Cómo te llegó la propuesta de la película?
-Me llegó con una entrevista con el director por medio de mi representante. Se estaba buscando a la hija de Norma Aleandro (que finalmente se bajó de la película y fue reemplazada por Nacha Guevara). Y cuando conocí al director fue una sorpresa super grata porque intercambiamos formas artísticas desde un comienzo. El me llamó a sus clases, que estaba dando entrenamiento para actuación en cámara, y ahí fue como una forma de “castearme” en muchísimos personajes. Después de cuatro meses, ya estaba convencido de que era yo el personaje de Mecha en la película.
-¿Sos la nena mimada del elenco?
-Jajajaja. Creo que soy la nena del elenco, sí. No sé si mimada, pero sí la nena. La que recién está empezando una carrera en el cine, la que está más admirada y con más adrenalina por todo esto. Soy la que le mete más chispa al rodaje.
-¿Te metiste en la bailanta para componer tu personaje?
-Sí. Con el director fuimos, y la verdad es que no es nada del otro mundo. Yo pensé que iba a ser mucho más oscuro y peligroso. Y no, es muy inocente, la gente es muy buena, y hay muchas menos peleas y menos gente borracha de lo que veo en Capital en los boliches cool a los que me suelen invitar. La verdad que me sorprendí, pero para bien.
-Tuviste que cambiar de look. Ahora estás rubia…
-¡Ay, Dios mío! Cuando me vi en el espejo por primera vez me quería morir. Ahora ya me acostumbré. Hasta me convencieron de que me lo deje más tiempo porque parece que gusta.
-¿Bailás y cantás en la película?
-Sí. Mecha, el personaje, tiene que mostrar en esta historia que realmente está desbordada de talento y que nadie lo sabe. Así que usamos todas las herramientas que Chachi podía ofrecerle a este personaje.
-Debutás además con los más grandes…
-Eso es algo que no lo podía creer. Caí de golpe cuando me sacaron la foto con Nacha, Moria y Pinti, los cuatro juntos vestidos como los personajes. No había caído a tierra de esa situación. De hecho, en la película se me anuncia como “la presentación de Chachi Telesco”, siendo la hija de Nacha Guevara, la nieta de Enrique Pinti y la sobrina de Moria. Es un lujo.
-¿En qué te condicionó en tu carrera aquel episodio del video íntimo, más allá de no haber podido continuar en High School..?
-Creo que en esta carrera los “no” a veces te abren muchas puertas. Y en mi caso no fue la excepción. Yo dije que no a varias cosas que tenían que ver con propuestas que no coincidían con el camino que yo quería darle al mi carrera. Pero desde 2007 hasta ahora se fue como unificando muchísimo más la propuesta de los productores en cuanto a la imagen que yo estoy mostrando, pero porque nació desde mi seno, desde mi centro, y desde entender bien lo que quiero como artista para mostrarle a la gente.

Los límites

-¿Qué aprendiste de lo que te sucedió?
-Creo que cualquier violación a la privacidad no está bueno. Pero eso no elimina el esfuerzo que pongo todos los días para que mi carrera brille como está brillando. Ahora tengo muy claro dónde quiero ser expuesta y dónde no. Todo eso me sirvió para saber exactamente dónde me duele la exposición y dónde no.
-¿Cuáles son tus límites?
-Que quiero que se me conozca por mi trabajo. Yo nunca salí a hablar ni de mis parejas ni de mis colegas. Y creo que en la Argentina de hoy se ve a muchas personas que lucran sus carreras desde ese lugar. Lo que yo pretendo es todo lo contrario. Para mí, el esfuerzo y el trabajo interno llevan a lo externo.
-¿Se recompuso la relación con tu primo (que fue quien su subió su video a Internet)?
-De eso mejor no hablemos. Change the point (cambiemos de tema).
-Te hiciste conocida por ese hecho mediático que no buscaste. Y hoy, hay muchas chicas dispuestas a hacerlo incluso a propósito para hacerse conocidas. Con una mano en el corazón, ¿nunca llegaste a pensar “al final lo del video no fue tan negativo, me sirvió”?
-No, porque no soy de buscar los resultados en mi vida personal, y en mi vida profesional menos. Yo trabajo por algo y los resultados vienen por el trabajo. Siempre fue así. Lo que busco con la carrera de artista no es fama, sino reconocimiento. Y hay una gran diferencia entre la fama y el reconocimiento. Que sea un camino más largo, o que me hayan tocado piedras muy dolorosas como el caso de 2007, sí es un tema. Pero el trabajo es lo que dignifica al artista. Nada más.

Empezó a hacer sus canciones

Comenzó su carrera de actriz en Son de Fierro. Este año hizo una participación especial en Botineras y fue la protagonista de la novela Sin Tetas no hay Paraíso en su versión para Italia. Hizo teatro y ahora cine. Pero nunca abandona su faceta de cantante. “Hace un año empecé a componer mis canciones. Creo que la canción es la mezcla perfecta entre la poesía y la ideología de un artista”, dice.
Chachi tiene un show llamado Pasando en Limpio, que presentó el año junto a una banda de músicos destacados. “Mi estilo es pop, tengo baladas y temas muy movidos que transitan por el funky, el soul y el rock and roll. En 2011 voy a arrancar de nuevo con los shows”, anticipa.

Bailando no está en su camino

-¿Te volvieron a llamar para ShowMatch (Chachi participó en Cantando por un Sueño)?
-Sí, quedó una buena relación con la gente de Ideas del Sur y entendieron perfectamente que mi carrera empezaba a forjarse para otros lugares más que para la parte del reality.
-Seguramente tuviste posibilidades de explotar una veta más mediática. ¿Fue difícil decir que no?
-La dificultad que se te presenta al decir que no es cuando se trata de algo que te tienta por su parte artística. Cuando es únicamente mediático, no me cuesta decir que no, porque confío en que las cosas artísticas superan en calidad de construcción a las cosas mediáticas que no tienen sustento artístico.

Fuente: http://popularonline.com.ar/nota.php?Nota=572427&fechaEdicion=2010-12-21%2000:00:00

Comentarios + Pingbacks + Trackbacks

Los comentarios se encuentras cerrados.